Los escenarios de evolución ayudan en la comprensión acerca de las diferentes etapas del desarrollo de una instancia BVS. Esa definición es basada en indicadores y criterios de calidad que expresan el grado de madurez de la misma.

La definición del escenario o etapa es determinada mediante una evaluación, que busca apoyar las fases de planificación y desarrollo de las instancias BVS, señalan proyecciones futuras, factores críticos de éxito y alternativas de fortalecimiento. Actualmente cada instancia de la BVS se clasifica en tres distintos escenarios de evolución – piloto, en desarrollo y certificada, descritos a continuación:

• Escenario 1: “Piloto o Posta en marcha de la BVS” – comprende la etapa inicial de articulación y debate entre los actores sociales que participan como productores, intermediarios y usuarios de las fuentes y flujos de información, con el objetivo de promover la adopción plena del paradigma de la BVS de trabajo cooperativo en red para la gestión de la información científica y técnica. Este cambio de paradigma puede implicar muchas veces, en la adaptación y realineación de productos y servicios de información existentes para operar en el espacio de la BVS. La elaboración del Proyecto y del Plan de Acción es importante para el desarrollo de la BVS en esta etapa, así como el establecimiento de espacios colaborativos o comunidades virtuales.

• Escenario 2: “BVS en Desarrollo” – este escenario tiene como característica principal la conformación y/o fortalecimiento y la expansión de las redes sociales y de contenidos. La BVS busca el fortalecimiento del trabajo cooperativo y descentralizado, además de la publicación y actualización de la red de contenidos y fuentes de información. Fase de consolidación de la BVS, incluyéndose la definición de la arquitectura de la información y de la identidad visual.

En este contexto, el establecimiento de actividades de promoción y divulgación de la BVS, así como de formación, son determinantes para su fortalecimiento.

• Escenario 3: “Certificada” – el mayor grado de madurez de una instancia BVS es atingido cuando ella es reconocida como espacio de referencia para el acceso a la información e intercambio de conocimiento en el área. La característica fundamental de ese escenario es la consolidación del espacio virtual de la BVS como un bien común, adoptado plenamente por los productores, intermediarios y usuarios de la información científica y técnica en salud. En ese contexto, las instancias BVS atingen alto grado de autonomía en relación a las metodologías y aplicativos BVS, trabajando de manera descentralizada y de forma cooperativa, actuando como multiplicador de las acciones de cooperación técnica de capacitación, tanto para ampliación de su propia red social y de contenidos, cuanto para otras instancias BVS.

Estos escenarios evolucionan de acuerdo con las condiciones de los diferentes contextos, señalando el camino a seguir para el desarrollo de las instancias BVS. La perspectiva es siempre para atingir el escenario en que la BVS sea reconocida y utilizada como espacio de convergencia para organización, indexación, preservación, accesibilidad, evaluación y utilización de las fuentes y flujos de información científica y técnica en salud (certificación).

Aunque la definición de esos escenarios señale la intención de una evolución continúa y progresiva de las instancias BVS, son siempre aproximaciones de la realidad y en este sentido, limitado en relación a la complejidad de los elementos involucrados en el proceso. Así, la búsqueda por la evolución y alcance de los diferentes escenarios nunca es una práctica linear y secuencial, en que existe la garantía de su realización frente al cumplimiento de los requisitos. Más que definiciones cerradas, el diseño de esos escenarios contribuye para que el análisis acerca del desarrollo de la BVS no sea desprovisto del contexto donde este proceso está insertado. A continuación se describe como el proceso de evaluación de las instancias BVS es realizado.