La BVS amplia progresivamente la interoperabilidad, entendida como la integración y comunicación entre las fuentes y flujos de información, tanto entre sus instancias cuanto entre estas y otras redes asociadas. Así, el conjunto de metodologías y aplicativos de las fuentes de información de la BVS (ver Metodologías de las Fuentes de Información de la BVS) es desarrollado de acuerdo con esta premisa.

La interoperabilidad entre las fuentes y flujos de información es determinante para la convergencia de datos y contenidos producidos y operados por las instancias geográficas y temáticas de la BVS de forma descentralizada en una sola red. La interoperabilidad es por lo tanto, una directriz estratégica para la sostenibilidad del marco operacional del trabajo en red de la BVS (ver La BVS como marco operacional de trabajo en red).

Siguiendo este modelo conceptual, la BVS integra e interrelaciona metodologías y tecnologías a través de sistemas de información de forma colaborativa. Los sistemas son organizados en camadas, o niveles de procesamiento, esquematizados a continuación:

Nivel dado – contiene los archivos o bases de datos con los registros de los contenidos. Los archivos de datos están accesibles basándose en protocolos de acceso abierto, lo que permite su indexación por mecanismos de búsqueda o indexadores;

Nivel índice – contiene los archivos de índices para recuperación de los datos organizados en los sistemas o bases de datos. Esta camada es representada por diferentes indexadores aplicados a los mismos archivos de datos.

Nivel interfaz – conjunto de diferentes interfaces, en la mayoría páginas Web, incluyéndose también telefonía móvil, TV digital, entre otros, que acceden a los índices para la recuperación y la navegación en los contenidos. Las interfaces son, por lo tanto, ilimitadas en número y formatos de presentación.

Lo que caracteriza esta organización en camadas es la independencia entre los tres niveles, tornando posible la operación de los sistemas y fuentes de información de la BVS en diferentes servidores, sistemas informáticos, aplicación de diseños y concepción de interfaces distintas, etc. Esta organización, definida como arquitectura basada en servicios, reúne todos los contenidos de la BVS y lo ofrece en diferentes productos y servicios de información.

Además de la ampliación de la visibilidad y la accesibilidad de la red de contenidos, la adopción progresiva de la arquitectura basada en servicios en el desarrollo de la BVS y sus redes asociadas es primordial para la consolidación de las redes sociales y de los ambientes aprendices e informados, pues instrumentalizan la red con herramientas interoperables, escalables e interactivas.

La BVS y las redes a los cuales está asociada (ver Redes asociadas) utilizan protocolos abiertos de interoperabilidad y herramientas colaborativas que promueven la interacción de las redes sociales, tales como, RSS, OAI; páginas wiki, blogs, foros, chats; comentarios de usuarios y ranking de documentos, servicios personalizados basados en perfiles de preferencia, social bookmarking, folksonomy, aplicaciones mashup, entre otros.

La expresión de las redes sociales en Internet ha sido relacionada con el término Web 2.0, asociado al concepto de uso de las tecnologías para promover el intercambio de información y conocimiento y la colaboración entre los usuarios. Este término, sin embargo, no representa una actualización de las especificaciones técnicas de la Web, pero una nueva forma de usar sus potencialidades, tanto para los usuarios finales cuanto para los desarrolladores de aplicaciones.

En este sentido, la BVS está en el estado del arte de esta tendencia y atiende a estas nuevas demandas. La perspectiva de la BVS en la Web es abordada y comprendida como una plataforma basada en servicios proveídos por distintas aplicaciones, originados en diferentes espacios y producidos por diferentes instituciones. En consonancia con este abordaje, el software, por ejemplo, ya no es más visto como un producto, sino como un servicio.

El uso de patrones de interoperabilidad es inexorable al desarrollo de aplicaciones organizadas según la arquitectura basada en servicios, una vez que estos desarrollos son construidos a partir de servicios Web locales que son distribuidos y utilizados por toda la red.

El modelo conceptual, analítico y de implementación de los servicios Web y, en consecuencia, la arquitectura basada en servicios, tiene como ejemplo un servicio de búsqueda y una base de datos cualquiera. En el modelo conceptual, este servicio Web puede ser originado por una aplicación que recuperará una lista de resultados de acuerdo con la búsqueda ejecutada. Al mismo tiempo, esta aplicación puede estar integrada en un portal para proporcionar a los usuarios la lista de resultados de la búsqueda correspondiente. Se trata, respectivamente, de los web services, widgets y portales.

Según este modelo conceptual, y analizando las posibilidades de utilización de un servicio Web de búsqueda, el servicio puede ser utilizado o reutilizado de distintos modos, por ejemplo, para una búsqueda libre o avanzada. De esa forma, un servicio de búsqueda libre puede ser ejecutado por una aplicación responsable por la puesta a disposición de una caja de búsqueda y esta, por su vez, integrada en diferentes portales. El mismo se aplica al servicio de búsqueda avanzada y un formulario de busca avanzada integrada a un portal.

Considerando que ambos modelos conceptual y analítico pueden ser implementados, por ejemplo, en las colecciones de la Red SciELO, es posible desarrollar un conjunto de servicios Web disponibles en cada una de las instancias SciELO y a partir de estas, desarrollar diversas aplicaciones demandando estos servicios. Estas aplicaciones pueden ser utilizadas en el desarrollo de nuevos portales o integrarlas en portales existentes para fornecer nuevos servicios de información a los usuarios.

La transparencia y aplicación de estos modelos, en arquitectura basada en servicios en el contexto de la BVS y sus redes asociadas, promueven la interoperabilidad de las redes de fuentes de información a través de la puesta a disposición en acceso abierto de repositorios/directorios de servicios Web y aplicaciones (widgets), los cuales pueden ser invocados o reutilizados por otras aplicaciones y por los desarrolladores involucrados en estas redes.

La plataforma de servicios personalizados, con su carácter de identificación único del usuario, funciona como un pasaporte que es válido para todas las instancias de las Redes BVS y SciELO. El registro, así como el uso de los servicios personalizados, es gratuito. El pasaporte y la gestión de los servicios personalizados podrán ser utilizados en el futuro para las redes CVSP, ePORTUGUÊSe y otras redes asociadas.

La expectativa es que el número y el tipo de servicios ofrecidos se incrementen de forma progresiva en el futuro, como el intercambio de documentos de mi colección y de mis perfiles de interés; la funcionalidad de Autenticación Única, el cual posibilitará el reconocimiento automático del usuario en ambas redes, con solo un login realizado en cualquier una de las redes; entre otros.

La necesidad de interoperabilidad entre las aplicaciones y sistemas de información es facilitada progresivamente por el aumento de los niveles de portabilidad, reutilización, creación de componentes con baja dependencia entre ellos y utilización de patrones. La incorporación de estos mecanismos por la BVS establece una nueva gobernanza de servicios Web, resultando en la utilización de este modelo por sus redes asociadas.