La Biblioteca Virtual en Salud (BVS) es una red de gestión de la información, del intercambio de conocimiento y de la evidencia científica en salud, que se establece mediante la cooperación entre instituciones y profesionales en la producción, la intermediación y el uso de las fuentes de información científica en salud, en el acceso abierto y universal en la Web.

Consolidada como estrategia de cooperación técnica en información científica en salud en la región de la América Latina y Caribe y extensible para otras regiones en desarrollo, la BVS es promovida y coordinada por la Organización Panamericana de Salud / Organización Mundial de la Salud por medio del Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (BIREME/OPS/OMS).

La BVS es resultado de la evolución de la cooperación técnica en información en ciencias de la salud conducida por la BIREME desde su creación en 1967. Inicialmente, este modelo de cooperación técnica fue pautado por las funciones esenciales de una biblioteca biomédica regional, promoviendo el fortalecimiento y el uso compartido de colecciones y servicios entre bibliotecas. A fines de la década de los 70 este modelo se expandió, agregándose a la biblioteca la función de centro de información e indexación, en cuyo momento BIREME asumió la coordinación del control bibliográfico de la literatura científica y técnica en salud publicada en periódicos de América Latina y el Caribe (AL&C). Esta acción fue decisiva para iniciar el movimiento de promoción sistemática de la visibilidad regional e internacional de la producción científica y técnica en salud de la AL&C.

A finales de los años 80, las funciones de control bibliográfico de la producción científica y los servicios de búsqueda bibliográfica pasaron a ser operados de forma descentralizada bajo la responsabilidad de los países de la región, fortaleciendo las capacidades nacionales en infraestructura y recursos humanos para la gestión de la información en salud. En este período, la base de datos LILACS empezó a ser producida de manera cooperativa, recibiendo la contribución de todos los países. El vocabulario controlado: Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS) tuvo su traducción para el español y el portugués y ampliación con las nuevas categorías, siendo también adoptado en la indexación y búsqueda multilingüe de la literatura científica, técnica e internacional de la AL&C. La operación cooperativa del control bibliográfico, así como de los otros productos y servicios de la cooperación técnica era conducida por medio del Sistema Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud, coordinado por la BIREME y formada por sistemas nacionales establecidos en forma de redes de bibliotecas y centros de documentación.

A partir de los años 90, el modelo de gestión de la información y el intercambio de conocimiento en salud convergió para el nuevo paradigma de Internet como medio de producción de las fuentes y flujos de información científica y técnica, en la cual predomina un proceso intensivo de desintermediación y operación directa de las fuentes de información en línea por los usuarios. Surge entonces la BVS, lanzada en 1998 en el IV Congreso Regional de Información en Ciencias de la Salud (CRICS4) realizado en San José, Costa Rica y por medio de la Declaración de Costa Rica “Hacia la Biblioteca Virtual en Salud”.

La evolución en la cooperación técnica en información en salud de la OPS/OMS por medio de BIREME representó un proceso gradual de absorción de nuevos paradigmas, sin cualquier ruptura con los modelos adoptados anteriormente. Los sucesivos modelos de gestión de información y comunicación científica siempre fueron orientados hacia la promoción del trabajo cooperativo y en red que es el punto común presente en todos estos modelos.

Con la construcción de la BVS, también de manera cooperativa y en red, el desarrollo de las capacidades e infraestructuras para facilitar el amplio acceso a la información en pro de la salud se fortalecen progresivamente.

Después de 12 años de lanzamiento, todos los países de la América Latina y Caribe contribuyen o utilizan, directa o indirectamente los productos y los servicios cooperativos promocionados por medio de la BVS. Su red está formada por más de dos mil instituciones distribuidas en 30 países, incluyendo los países del hemisferio sur, de otras regiones del mundo, que también vienen adoptando el modelo.

Como principios, la BVS busca la equidad en el acceso a la información en salud; la promoción de alianzas y consorcios para maximizar el uso compartido de recursos; la promoción del trabajo cooperativo y el intercambio de experiencias; su desarrollo y operación descentralizados en todos los niveles; el desarrollo basado en las condiciones locales; el establecimiento y aplicación de mecanismos integrados de evaluación y control de calidad.

Entre los avances en los procesos de gestión de la información en los ámbitos nacionales se destaca: la adopción de la BVS como uno de los elementos de las políticas públicas en información en salud; las inversiones en el mejoramiento de las infraestructuras de información como el aumento de conectividad y ampliación del acceso a Internet; la capacitación continua de los recursos humanos en tecnologías y metodologías relacionadas con la BVS; el desarrollo colaborativo de fuentes de información y el intercambio de conocimiento a través de los espacios colaborativos.

La BVS, como estrategia, modelo y marco operacional de la cooperación técnica representa una innovación notable de gestión de la información, conocimiento y evidencia científica para el fortalecimiento de los procesos de formulación y toma de decisión sobre políticas, planificación, gestión, investigación, educación, servicios y atención a salud, implantado de acuerdo con las condiciones sociales, económicas y culturales de la región.